chocolate belga

Foodie Trips


2 Comments

Pañuelo de ensalada de templada de kale con mango y salmón

Casi sin quererlo, el presentarme a un concurso gastronómico me ha servido de excusa para volver a cocinar nuevas recetas para el blog.

El concurso, por si queréis presentaros, lo organiza el restaurante Bump Green, bien conocido por los que seguís instagram o IG Stories. Puedes consultar las bases del concurso, verás que piden usar como ingredientes verduras de temporada, reducción de uso de grasas y que se pueda replicar durante un servicio de restaurante. Te dan opciones de usar pescados o superalimentos. #yococinobumpgreen

Si bien el premio es motivador, ya que el ganador cocinará su plato con el Chef David Ariza y el plato estará en carta durante un mes, a mí me ha servido para pensar, pasearme por diferentes herbolarios y supermercados con especialidades asiáticas, y poder compartir el resultado con vosotros.

Se me ocurren dos platos:

  • un pañuelo de ensalada de templada de kale con mango y salmón
  • un timbal de quinoa negra con remolacha y mango.

La verdad es que me entraban ganas de comprar todo lo que veía para incorporarlo al plato,  pero saldría un mejunje difícil de digerir. Así que pondré diferentes opciones a los ingredientes seleccionados, para intentar que uséis los que tengáis más a mano.

Hay un post para caad plato, así que vamos con el primero:

Pañuelo de ensalada de templada de kale con mango y salmón.

IMG_8276_II

Ingredientes para dos:

  • Kale (unas 5-6 hojas) o, en su defecto, espinacas, lechuga de roble, berros o incluso berzas.
  • Mango (1/2 pieza) o Higos (1).
  • Trucha o Salmón ahumado (100 gr, ya sea en láminas o tacos).

Condimentos:

  • Semillas de calabaza (o solas o mezcla de semillas: pipas de girasol, sésamo, lino (dorado y marrón), amapola y calabaza).
  • Limón (zumo de 1 limón).
  • Ginseng (rallar una pizca por persona)
  • Alga Arame o Hijiki (un puñado).
  • Aceite de oliva con cítricos. Es para aliñar, y aceite de oliva sirve, pero si queréis darle sabor, dejar macerando piel de limón con el aceite y después de varios días, usar).

Envoltorio:

  • La ensalada puedes tomarla tal cual, o envolverla en las obleas de arroz (crêps) “Spring Roll Wrappers” que ya utilizamos en el post de crepes de arroz.

IMG_8273_II

Preparación de la base:

Lavar las hojas de Kale, quitar el tallo y ponerlas en una sartén con muy poca de agua (o bien a hervir en olla). Dejar evaporar el agua y saltear la Kale vuelta y vuelta. Este paso es para ablandar las hojas, ya que crudas son un poco duras. La Kela será nuestra base en el plato a servir.

Si has optado por espinacas, lechuga de roble o berros, todos ellos se comen directamente sin pasar por la sartén. En cambio las berzas, según veáis, pueden cocinarse como la Kale.

Cortar el mango en tacos o bien en finas láminas, según os guste más. Añadir al plato. Si optáis por poner higos en sustitución, a mí me gusta macerarlo en aceite. La forma de servirlo es en trozos lo menos uniformes, como que parezcan “arrancados”.

La trucha o salmón ahumado, puede presentarse laminado o en tacos, pero considero mejor en láminas porque su sabor queda más esparcido. Añadir al plato.

Preparación del condimento:

Para el condimento, repartir las semillas de calabaza (o la mezcla de semillas) y colocar el puñado de algas Arame o Hijiki en la cima de la ensalada (previamente hidratadas en agua). Por último, en un pequeño bote mezclar el zumo de limón, un chorrito de aceite con cítricos y la pizca de ginseng rallado. Agitar y repartir sobre la ensalada.

La ensalada está lista para comer.

IMG_8277_II

El ginseng se nota y le da un sabor que me ha encantado. El mango junto al salmón me gusta tanto! y cuando se le añade el limón, todo casa tan bien!

Si quieres hacer raciones individuales y servirla en “pañuelos”, puedes envolverla en una oblea de arroz, la cual has hidratado antes en agua caliente durante unos segundos. Rellenas la oblea y doblas. Ya está lista para servir, cerrados o abiertos.

IMG_8282_IIIMG_8287_II

¡Buen provecho!