chocolate belga

Foodie Trips


2 Comments

Pañuelo de ensalada de templada de kale con mango y salmón

Casi sin quererlo, el presentarme a un concurso gastronómico me ha servido de excusa para volver a cocinar nuevas recetas para el blog.

El concurso, por si queréis presentaros, lo organiza el restaurante Bump Green, bien conocido por los que seguís instagram o IG Stories. Puedes consultar las bases del concurso, verás que piden usar como ingredientes verduras de temporada, reducción de uso de grasas y que se pueda replicar durante un servicio de restaurante. Te dan opciones de usar pescados o superalimentos. #yococinobumpgreen

Si bien el premio es motivador, ya que el ganador cocinará su plato con el Chef David Ariza y el plato estará en carta durante un mes, a mí me ha servido para pensar, pasearme por diferentes herbolarios y supermercados con especialidades asiáticas, y poder compartir el resultado con vosotros.

Se me ocurren dos platos:

  • un pañuelo de ensalada de templada de kale con mango y salmón
  • un timbal de quinoa negra con remolacha y mango.

La verdad es que me entraban ganas de comprar todo lo que veía para incorporarlo al plato,  pero saldría un mejunje difícil de digerir. Así que pondré diferentes opciones a los ingredientes seleccionados, para intentar que uséis los que tengáis más a mano.

Hay un post para caad plato, así que vamos con el primero:

Pañuelo de ensalada de templada de kale con mango y salmón.

IMG_8276_II

Ingredientes para dos:

  • Kale (unas 5-6 hojas) o, en su defecto, espinacas, lechuga de roble, berros o incluso berzas.
  • Mango (1/2 pieza) o Higos (1).
  • Trucha o Salmón ahumado (100 gr, ya sea en láminas o tacos).

Condimentos:

  • Semillas de calabaza (o solas o mezcla de semillas: pipas de girasol, sésamo, lino (dorado y marrón), amapola y calabaza).
  • Limón (zumo de 1 limón).
  • Ginseng (rallar una pizca por persona)
  • Alga Arame o Hijiki (un puñado).
  • Aceite de oliva con cítricos. Es para aliñar, y aceite de oliva sirve, pero si queréis darle sabor, dejar macerando piel de limón con el aceite y después de varios días, usar).

Envoltorio:

  • La ensalada puedes tomarla tal cual, o envolverla en las obleas de arroz (crêps) “Spring Roll Wrappers” que ya utilizamos en el post de crepes de arroz.

IMG_8273_II

Preparación de la base:

Lavar las hojas de Kale, quitar el tallo y ponerlas en una sartén con muy poca de agua (o bien a hervir en olla). Dejar evaporar el agua y saltear la Kale vuelta y vuelta. Este paso es para ablandar las hojas, ya que crudas son un poco duras. La Kela será nuestra base en el plato a servir.

Si has optado por espinacas, lechuga de roble o berros, todos ellos se comen directamente sin pasar por la sartén. En cambio las berzas, según veáis, pueden cocinarse como la Kale.

Cortar el mango en tacos o bien en finas láminas, según os guste más. Añadir al plato. Si optáis por poner higos en sustitución, a mí me gusta macerarlo en aceite. La forma de servirlo es en trozos lo menos uniformes, como que parezcan “arrancados”.

La trucha o salmón ahumado, puede presentarse laminado o en tacos, pero considero mejor en láminas porque su sabor queda más esparcido. Añadir al plato.

Preparación del condimento:

Para el condimento, repartir las semillas de calabaza (o la mezcla de semillas) y colocar el puñado de algas Arame o Hijiki en la cima de la ensalada (previamente hidratadas en agua). Por último, en un pequeño bote mezclar el zumo de limón, un chorrito de aceite con cítricos y la pizca de ginseng rallado. Agitar y repartir sobre la ensalada.

La ensalada está lista para comer.

IMG_8277_II

El ginseng se nota y le da un sabor que me ha encantado. El mango junto al salmón me gusta tanto! y cuando se le añade el limón, todo casa tan bien!

Si quieres hacer raciones individuales y servirla en “pañuelos”, puedes envolverla en una oblea de arroz, la cual has hidratado antes en agua caliente durante unos segundos. Rellenas la oblea y doblas. Ya está lista para servir, cerrados o abiertos.

IMG_8282_IIIMG_8287_II

¡Buen provecho!

 


6 Comments

Tartar de atún rojo y aguacate

Si está en la carta, lo pido. Y cuanto más picantito, mejor.

Ligero, sabroso, original y siempre triunfa. Para tí o para compartir. Lo puedes hacer como entrante o como principal, y te sorprenderá lo sencillo que es de hacer.

img_3829_iii

Vale la pena hacerlo en casa cuando encontreis un muy buen atún rojo. Este en concreto no vale mucho la pena (vereis que tiene demasiada parte blanca) pero si veis que tiene buen color y es fresco, no lo dudeis! También, a falta de atún, puedes hacerlo de salmón.

Ingredientes para 2 si principal o para 4 si compartir:

Para la base:

 – Atún rojo fresco (o salmón) –  (dos lomos de 300gr o 400gr).

 – Aguacate (2)

 – Cebolla roja (1) – o cebolleta.

 – Lima (1) – o limón (pero no resulta igual)

 – Salsa de Soja

 – Aceite de oliva

Opciones para mejorarlo:

 – Yema de huevo (1)

– Aceite de Sésamo (1 cucharadita)

 – Sésamo (si es negro, mejor)

 – Wasabi (le da el toque picante, basta con el tamaño de una avellana)

 – Pimienta o mix de esencias

– Pepinillos, alcaparras son encurtidos que pegan

– Salsa Perrins o Tabasco son otras salsas que le van

– Algas para acompañar (Nori suele ser la más utilzada)

– Cebollino para decorar

Elaboración:

Lo bueno de este plato es que puedes cortar los ingredientes según te guste más. El atún rojo (o salmón) lo puedes picar pequeño si prefieres no notarlo, o a trozos medianos si te gusta saborearlo.

Picar la cebolla en trocitos muy pequeños (si os gustan los encurtidos, este es el momento de picarlos y añadirlos). Mezclar con el atún. Añadir zumo de 1/2 lima. Dejar macerar mientras haces el siguiente paso.

Hacer el zumo de 1/2 lima. Cortar el aguacate. El aguacate sí es importante que lo cortes en dados, no muy pequeños, porque al tener que mezclar los ingredientes se puede quedar hecho puré. Mezclar con el zumo de 1/2 lima. Dejar macerar.

collage

Es el momento de añadir al atún/cebolla/lima las salsas y el picantito. La salsa de soja es fundamental, a mí me gusta que se note, así que añado un chorrito abundante. Con esto ya no hace falta añadir sal.

img_3813

A falta de Wasabi, bienvenida en la pimienta recién molida.

img_3815

Y el aceite de oliva es el otro ingrediente fundamental. Aquí jugué con la ventaja de tener un aceite especial de aguacate al que han añadido limón, lima y naranja. Le pega todo a este plato! (Lo que quiere decir que, a falta de lima, con zumo de naranja también podría estar muy rico).

img_3818_ii

Ya tenemos la base preparada. Pero si quisierais añadir otra salsa o sésamo o aceite de sémamo, éste es el momento. En esta ocasión, al ser plato principal, añadí una yema de huevo.

img_3824

Dejar macerar unos 15-20 minutos en la nevera.

img_3823

Para presentarlo, ponemos esta mezcla en la base de un vaso ancho y bajo, y lo rellenamos 3/4 partes, para el último 1/4 añadirle el aguacate con la lima que habíamos dejado macerando.

Para darle salero, añadele cebollino picado a la parte de arriba, o acompañalo con unas algas (nori).

img_3828_ii

¡Qué aproveche!


10 Comments

Limones

Hoy vengo con una recomendación: beber en ayunas un vaso de agua templada con el zumo de un limón.

Obtendrás más zumo si el limón está a temperatura ambiente y lo haces rodar presionando con la palma de mano.

2Ahí van las propiedades más relevantes del limón:

  • Su efecto sobre el organismo es alcalino, por lo que sirve para el dolor en las articulaciones. Aporta al cuerpo ácido cítrico. Si quieres saber qué beneficios tiene el hecho de que sea alcalino, haz click en este enlace del post de A nuestra salud.
  • El limón aporta minerales (calcio, fósforo, hierro, manganeso, potasio y zinc) y vitaminas B, C, E y P.
  • Gracias a su elevado nivel de potasio y bajo contenido en sodio, combate la hipertensión arterial. Si no puedes tomar sal, el limón sirve de sustituto en muchas recetas, por ejemplo en ensaladassopas o cremas.
  • Potencia la actividad de los glóbulos blancos, con lo que refuerza el sistema inmunológico.
  • Actúa como purificador de la sangre y ayuda al cuerpo a eliminar toxinas.
  • Reduce los gases estomacales y ayuda a combatir el estreñimiento.
  • Tiene propiedades antisépticas-desinfectantes-antibacterianas-antivíricas ¿no os daban zumo limón cuando teníais una llaga en la boca?
  • ¿Eres propenso a tener dolores de cabeza o dolor muscular? Aplícate ya sea zumo de limón o bien rodajas sobre la zona dolorida.
  • Belleza: me asombró conocer en Turquía que el método de depilación natural es mezclar miel con azúcar y limón para hacer una cera. El limón es el que aporta suavidad a la piel. También lo usan como desodorante natural.

6753 14¿Recuerdas que en el post de Green te hablé de tener limoneros y huerto en casa? ¿y de los guisantes que habían crecido pero las zanahorias no? pues no quería dejar pasar las fotos de las mini-zanahorias que crecieron, jajajaja, son tan minis que sólo dieron para un mordisco cada uno.

collage

Para recibir un email de cada actualización debes de clickear en “Comments”, arriba en la parte izquierda de la pantalla, debajo de la fecha del post. Se abrirá un recuadro en el que rellenar la casilla Notify me of new posts via email. Además, ahí también puedes dejar un comentario. Recuerda que también puedes seguir el blog desde facebook o bloglovin clickeando los iconos del margen derecho.


16 Comments

Tarta de Queso / Cheesecake

Esta semana es el cumple de Nico, y no veo mejor manera de celebrarlo desde aquí que haciendo su postre favorito, la tarta de queso.

Al igual que sucede con el Tiramisú, es un postre que no requiere horno, no lleva harina y, en este caso, tampoco lleva huevo. Creo que es la tarta más rápida y fácil de hacer. Recuerda que este postre también permite hacer porciones individuales. ¡No vas a tardar más de 20 minutos!

OLYMPUS DIGITAL CAMERAIngredientes:

Galletas: un paquete (de tus favoritas)

Mantequilla: 50-70 gr

Queso en tarrina: 300 gr

Nata líquida: 400ml

Gelatina de limón: 1 sobre

Mermelada: medio bote (de tu/s favorita/s)

Opcional: frambuesas, moras o arándanos quedan estupendos para la deco-presentación.

Base:

1. Comenzamos triturando las galletas para hacer la base (en la Thermomix son 10 segundos, y a mano hay que ir dándole con el mazo de un mortero y bien con una cuchara presionando las paredes del cuenco). Si te gusta encontrar trozos en la tarta, no hace falta reducirlas a polvo. Poco a poco vamos mezclando la mantequilla con las galletas en polvo hasta que quede compacto. Las galletas que uso son María y/o Digestive.

2. Escogemos un recipiente/molde que te permita quitar el lateral (en caso de hacer una tarta), o varios vasos bajos (en caso de hacer porciones individuales), y cubrimos la base del recipiente con la galleta compacta. A mí me encanta la galleta, con lo que pongo una capa de 1cm de espesor. Una vez realizado este primer paso, se mete la base en la nevera.

Ssshhh: si te decides por las porciones individuales, puedes usar de base sólo la galleta triturada (sin mantequilla, ya que no requiere que esté compacta puesto que no se va a salir del molde).

Mezcla:

3. Cazo al fuego, calentamos la nata (a fuego lento para que nunca llegue a hervir), echamos el sobre de gelatina y mezclamos. Añadimos el queso (yo sólo lo he hecho con philadelphia, pero seguro que está igual de rico con cualquier otro), mezclamos y apartamos del fuego.

4. Sacamos la base de la nevera, añadimos la mezcla al recipiente, dejamos enfriar un poco y volvemos a meter en nevera. Ya tienes tu tarta hecha, al menos lo importante y lo más difícil (?)! Dime, ¿a qué no te ha llevado más de 15 minutos? Si lo difícil es trocear las galletas!

Si, sé que falta lo más rico, que es añadir la mermelada, pero ese paso debes de hacerlo dejando pasar el máximo tiempo posible la mezcla en la nevera para que esté lo más sólida posible y la mermelada no se junte. Lo mejor sería dejarla toda la noche y poner la mermelada por la mañana. Ten en cuenta que la mezcla de la tarta no lleva azúcar, con lo que el dulce de la mermelada no debe de juntarse más que en la boca para que la base sepa a queso lo máximo posible.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cobertura:

5. Ssshhh: Para que la mermelada quede lo más lisa posible y sin pegotes, elige tu mermelada favorita (yo mezclo dos clases: la de mora y la de arándanos, por eso queda un rojo más oscuro y el sabor es más intenso), caliéntalas unos segundos (al micro o al fuego) sin que lleguen a licuar, y lo echas encima de la mezcla. Vuelve a ponerlo en nevera.

6. Paso opcional: adorna la tarta con frutas del color de la mermelada.

¿Recuerdas lo que hicimos con el Tiramisú? Con la mezcla de la tarta de queso también puedes jugar e innovar y crear postres en copa muy ricos añadiendo muesli en lugar de galleta (recuerda, sin mantequilla si lo sirves en copa), y fruta en lugar de mermelada. ¡El queso pega con todo!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Debo de reconocer que la primera vez que hice una tarta de queso, la mayoría de recetas encontradas usaban huevos y horno; creo que tardé más de tres horas, y me dije a mi misma que nunca más haría este postre. Pero un día di con una que no requiere horno y, adaptando las medidas a mi gusto, es el postre que más hago desde entonces. Jugando con las medidas, esta es la que más sabe a queso. Si pones más cantidad de nata potenciarás su sabor sobre el del queso, y poniendo menos queso del indicado también.

pageComenzamos el mes de julio, mes en el que se celebran los cumpleaños, también, de Pau y Tete y Rocío y Nuria. ¡Así que a celebrarlo!

Con este postre ya no tienes excusa para no hacer tarta de queso. ¡Qué aproveche!