chocolate belga

Foodie Trips


Leave a comment

Timbal de quinoa negra con remolacha y mango

Timbal de quinoa negra con remolacha y mango.

IMG_8291_II

Vamos con la segunda y última receta para el concurso #yococinobumpgreen . La primera era el Pañuelo de ensalada templada de kale con mango y salmón.

Ingredientes para dos:

  • Quinoa (2 tazas de café): la negra queda mejor en la presentación, pero sirve la roja y la “natural” o bien arroz salvaje o lentejas.
  • Remolacha (1/2 y ya cocida).
  • Mango (1/2 pieza).
  • Ingrediente “crunchy”: pequeñas dosis de alcachofa, bimi o brócoli y zanahoria. El aguacate o el maíz también casa bien. Las nueces van genial aquí. Usad lo que tengais.

Condimentos:

  • Chocolate (lo más negro posible, una pizca, y rallado).
  • Aceite con cítricos o zumo de limón.
  • Cúrcuma (una pizca, o en polvo o fresco rallado).

IMG_8265_II

Preparación:

Lavar la quinoa un par de veces y ponerla a hervir el tiempo indicado (unos 20 minutos). Pasado ese tiempo, enjuagar en agua fría para que, con el contraste, se quede tersa. Poner en un bol grande.

Recuerda que la quinoa puede ser sustituída por arroz salvaje o lentejas, o incluso crear una mezcla de los 3 ingredientes.

Cortar el mango y la remolacha en tacos. Añadir al bol.

Para darle el toque crujiente, cortar un trozo de zanahoria en taquitos, y añadir un racimo pequeño de bimi o brócoli cortado. Si los quieres muy crujientes, no cocinarlos. Si prefieres estos ingredientes un poco hecho, cocinarlos a la sartén vuelta y vuelta, y añadir un pelín de agua.

Para la preparación de la alcachofa (ingrediente opcional) es importante tener a mano un bol con agua fría y unas gotas de limón. Se corta la alcachofa por la mitad (que no de perfil), se quitan las hojas de fuera, se corta de perfil, se quitan los pelitos, y se va cortando por mitades hasta obtener cortes finos. Irlos introduciendo en el bol para que no se oxiden. Pasarla por la sartén vuelta y vuelta, con muy poco aceite, y añadir un chorrito de agua en el último minuto para aportar jugosidad (cuidado con el humo). Cortar en tacos.

Para el último condimento, una vez frías los crujientes es el momento de espolvorear el chocolate rallado y la cúrcuma. Ambos dan el toque especial de este plato. Añadir el aceite con cítricos. Otra opción, todavía mejor,  poner en un bote pequeño un chorro de aceite de aguacate con cítricos, añadir el chocolate rallado y la cúrcuma, y macerar unos minutos.  Agitar y añadir al bol. Añadir al bol.

collage_II

Mezclar bien todos los ingredientes, introducirlos en un timbal o vaso para una mejor presentación. Servir y disfrutar.

IMG_8289_II

¡Buen provecho!


2 Comments

Pañuelo de ensalada de templada de kale con mango y salmón

Casi sin quererlo, el presentarme a un concurso gastronómico me ha servido de excusa para volver a cocinar nuevas recetas para el blog.

El concurso, por si queréis presentaros, lo organiza el restaurante Bump Green, bien conocido por los que seguís instagram o IG Stories. Puedes consultar las bases del concurso, verás que piden usar como ingredientes verduras de temporada, reducción de uso de grasas y que se pueda replicar durante un servicio de restaurante. Te dan opciones de usar pescados o superalimentos. #yococinobumpgreen

Si bien el premio es motivador, ya que el ganador cocinará su plato con el Chef David Ariza y el plato estará en carta durante un mes, a mí me ha servido para pensar, pasearme por diferentes herbolarios y supermercados con especialidades asiáticas, y poder compartir el resultado con vosotros.

Se me ocurren dos platos:

  • un pañuelo de ensalada de templada de kale con mango y salmón
  • un timbal de quinoa negra con remolacha y mango.

La verdad es que me entraban ganas de comprar todo lo que veía para incorporarlo al plato,  pero saldría un mejunje difícil de digerir. Así que pondré diferentes opciones a los ingredientes seleccionados, para intentar que uséis los que tengáis más a mano.

Hay un post para caad plato, así que vamos con el primero:

Pañuelo de ensalada de templada de kale con mango y salmón.

IMG_8276_II

Ingredientes para dos:

  • Kale (unas 5-6 hojas) o, en su defecto, espinacas, lechuga de roble, berros o incluso berzas.
  • Mango (1/2 pieza) o Higos (1).
  • Trucha o Salmón ahumado (100 gr, ya sea en láminas o tacos).

Condimentos:

  • Semillas de calabaza (o solas o mezcla de semillas: pipas de girasol, sésamo, lino (dorado y marrón), amapola y calabaza).
  • Limón (zumo de 1 limón).
  • Ginseng (rallar una pizca por persona)
  • Alga Arame o Hijiki (un puñado).
  • Aceite de oliva con cítricos. Es para aliñar, y aceite de oliva sirve, pero si queréis darle sabor, dejar macerando piel de limón con el aceite y después de varios días, usar).

Envoltorio:

  • La ensalada puedes tomarla tal cual, o envolverla en las obleas de arroz (crêps) “Spring Roll Wrappers” que ya utilizamos en el post de crepes de arroz.

IMG_8273_II

Preparación de la base:

Lavar las hojas de Kale, quitar el tallo y ponerlas en una sartén con muy poca de agua (o bien a hervir en olla). Dejar evaporar el agua y saltear la Kale vuelta y vuelta. Este paso es para ablandar las hojas, ya que crudas son un poco duras. La Kela será nuestra base en el plato a servir.

Si has optado por espinacas, lechuga de roble o berros, todos ellos se comen directamente sin pasar por la sartén. En cambio las berzas, según veáis, pueden cocinarse como la Kale.

Cortar el mango en tacos o bien en finas láminas, según os guste más. Añadir al plato. Si optáis por poner higos en sustitución, a mí me gusta macerarlo en aceite. La forma de servirlo es en trozos lo menos uniformes, como que parezcan “arrancados”.

La trucha o salmón ahumado, puede presentarse laminado o en tacos, pero considero mejor en láminas porque su sabor queda más esparcido. Añadir al plato.

Preparación del condimento:

Para el condimento, repartir las semillas de calabaza (o la mezcla de semillas) y colocar el puñado de algas Arame o Hijiki en la cima de la ensalada (previamente hidratadas en agua). Por último, en un pequeño bote mezclar el zumo de limón, un chorrito de aceite con cítricos y la pizca de ginseng rallado. Agitar y repartir sobre la ensalada.

La ensalada está lista para comer.

IMG_8277_II

El ginseng se nota y le da un sabor que me ha encantado. El mango junto al salmón me gusta tanto! y cuando se le añade el limón, todo casa tan bien!

Si quieres hacer raciones individuales y servirla en “pañuelos”, puedes envolverla en una oblea de arroz, la cual has hidratado antes en agua caliente durante unos segundos. Rellenas la oblea y doblas. Ya está lista para servir, cerrados o abiertos.

IMG_8282_IIIMG_8287_II

¡Buen provecho!

 


Leave a comment

Crema de Turrón 

El post se titula CREMA de Turrón pero bien sirve para hacer MOUSSE de Turrón o PANNA COTTA de Turrón. Jugando con los mismos ingredientes logras las diferentes texturas, así que escoge la que más te guste.

img_0024

Se presta a hacerlo tanto en fechas navideñas como posteriores a las comilonas de Navidad, cuando no sepáis qué hacer con tanto Turrón que haya sobrado.

Es ligero, no importa la textura que elijas. En CREMA, MOUSSE o PANNA COTTA, el sabor gusta a todos. Y no requiere horno.

Vamos allá.

Ingredientes para 8 personas:

CREMA DE TURRÓN:

  • Turrón del blando (2 tabletas)
  • Leche entera (400 ml)
  • Nata para montar (500ml) (fría)
  • Cuajada (2 sobres) o gelatina neutra (2 hojas, a hidratar en agua fría.

MOUSSE DE TURRÓN:

  • Además de los ingredientes de la crema, será necesario un huevo (a temperatura ambiente)

PANNA COTTA DE TURRÓN:

  • En base a los ingredientes de la crema, elimina la leche, reduce a la mitad la cantidad de turrón (1 tableta) y añade el doble de gelatina (4 hojas).

Elaboración:

Se tarda menos de 15 minutos en elaborarlo, y requiere más de 2h de reposo en la nevera.

Trocear el Turrón en pequeñas partes para que sea fácil derretirlo.Poner la leche, nata y cuajada a calentar en un cazo (que sea amplio ya que luego debe caber el turrón).

Recuerda que si vas a hacerlo en Panna Cotta, no debes poner leche.

Si lo que quieres es que la textura sea la de Mousse, la nata se debe montar a punto de nieve. Ahora es el momento de mezclar esa nata montada con los trocitos de Turrón que previamente has tenido que chafar hasta quedar en una masa. Por otro lado, coged un huevo a temperatura ambiente, separad la clara de la yema, y montad la clara a punto de nieve. Añadir a la mezcla anterior con movimientos envolventes para que no pierda ni aire ni volumen.

Mezclar bien los ingredientes mientras cogen temperatura, sin que llegue a hervir.

img_0024

Cuando estén bien mezclados, es hora de añadir el Turrón en trocitos.

Remover bien todos los ingredientes. Tened paciencia con el Turrón que parece que no, pero siempre acaba derritiéndose. Recordad la mezcla que no debe hervir.

A mí me gusta mezclarlos sin dejar de remover porque así se mantiene la textura de las almendras del Turrón, pero si os molestan podéis pasar la mezcla por la batidora.

img_0093-1

Escoger los vasitos que más os gusten, si tienen tapa mejor, rellenarlos y dejarlos enfriar en la nevera al menos dos horas.

Hayas elegido la textura en CREMA, MOUSSE o PANNA COTTA, si dejas reposar la mezcla toda la noche en la nevera, os sabrá riquísimo!


10 Comments

Islandia

Entre Europa y Groenlandia. En el cruce de la placa tectónica americana con la euroasiática. Así de fascinante es Islandia.

Aunque increíble, su clima es templado, debido a la corriente del Golfo. Su superficie es de 103.000 km2, pero el 80% lo forman glaciares, volcanes y desierto, lo que deja poco área habitable para sus 330.000 ciudadanos. De ahí su denominación de “Tierra del fuego y del hielo”.thumb_IMG_0386_1024

No sólo su geografía y climatología es peculiar; su historia, idioma, economía y política también lo son. Se independizó de Dinamarca en 1944 (aunque en 1918 ya era un estado soberano bajo la corona danesa). Hoy es uno de los países más desarrollados del mundo y, al mismo tiempo, mantienen en su cultura la tradición celta y nórdica, que contrasta con la avanzada tecnología empleada en energías renovables.

En cuanto al idioma, suena muy complejo, pero es cierto que escrito tiene su lógica. Lo veréis más adelante, cuando os comento la Ruta del Sur. El inglés lo hablan todos, pero con un acento un tanto extraño. Y de eso os daréis cuenta si haces un tour por la capital, lo cual os recomiendo.

Reikiavik (Reykjavík) ofrece varios tours, y de diferente temática, incluso los hay que son gratuitos. El guía era encantador, Eric, y la web se llama Reykiavik City Walk. También hay tours especializadas en probar comida del lugar The Reykjavik Food Walk.

thumb_IMG_0670_1024

Para ver el país, existe una carretera circular “Ring Road” que en verano abren la parte del norte, y se puede recorrer el país. Ésta ruta es algo que me gustaría hacer en caravana, ya que invita a que te pares cuando te plazca. Cada rincón de cualquier ruta que hagais tiene algo maravilloso.

Su naturaleza es tan exuberante, que ofrece excursiones con actividades muy originales y difíciles de reunir en cualquier otro lugar.

  • Volcanes cubiertos por glaciares y a los que uno puede adentrarse.
  • Contemplar auroras boreales.
  • Bañarse en piscinas naturales de aguas termales mintras contemplas el paisaje nevado.
  • Avistamiento de ballenas.
  • Comer pescado a todas horas y en todas sus formas (hasta chips).
  • Pasear en caballos islandeses en paisajes lunáticos, volcánicos y nevados.
  • Ver cataratas “desde el otro lado”, desde el interior de una cueva.
  • Excursiones a volcanes o a glaciares en jeep, moto de nieve.
  • Tour de “Juego de Tronos”.

Vamos con las excursiones que hicimos. Todas ellas desde Reikiavik (que significa bahía humeante), y ocupan el día completo, pero siempre podeis contratar viajes de varios días y dormir en diferentes sitios. Al final del post os dejo unas recomendaciones.

thumb_IMG_0281_1024

Golden Circle

La clásica excursión y la más famosa de todas. Dirección Este (desde la capital). Ahí verás la impresionante catarata de Gullfoss, con sus chorros por ambos lados y cayendo sobre una falla. Se puede pasear por la zona y verla desde diferentes ángulos.

Muy cerca se encuentra el Geysir o Geiser, erupción geotérmica que emana de una fuente termal que lanza agua hirviendo en el aire (alguno alcanzan los 80 metros de altura). No sólo impresiona ver a cámara lenta el azul (tan azul) del agua, sino que los alrededores también son peculiares, el agua hirviendo emana en pequeños riachuelos que, en contacto con la tierra, crea colores cobrizos, y el vapor del agua sale por orificios esparcidos por el valle que lo convierte en un lugar un tanto lunático. En el instagram del blog disponeis de la erupción del Geysir a cámara lenta.

Y la excursión acaba con la visita al Parque Nacional de Thingvellir o Þingvellir, es el valle que alberga la fascinante falla que separa las dos placas tectónicas, la americana de la euroasiática. Se puede pasear por la brecha para contemplar el tan único paisaje.

thumb_IMG_0475_1024thumb_IMG_0138_1024thumbnail_IMG_2962thumb_IMG_0179_1024thumb_IMG_0207_1024thumb_IMG_0205_1024

Península de Snæfellsnes

De camino al Parque Nacional de Snæfellsnes, hacia el Noroste del país, se hace una parada en la playa Breiðafjörður, es una de las pocas de arena que no es de color negra. Es fácil ver focas. Y es una sensación chula correr por la nieve en la playa, pero qué impresión da salirse de la carretera para meterse por un valle nevado hasta pie de playa. Menos mal que las ruedas llevan clavos. Allí, toda rueda lleva clavos, coches y bicis.

Parque Nacional de Snæfellsnes. Afirmo que, de todo lo que he visto, es ahí donde, sin duda, está el banco con las mejores vistas. La ventana rocosa que la naturaleza ha “colocado”  sobre el mar, desde la que se puede contemplar un sierra de montañas y volcanes nevados, con el sol poniéndose y enrojeciendo esa alfombra de nieve.

Y si giras un poco la cabeza, te encuentras con el volcán puntiagudo de perfecta forma geométrica. Aunque es después cuando te llevan a subir uno de los volcanes. Cuidadito con el viento!

Es en este parque donde se encuentra uno de los volcanes-glaciares más representativos del país, el  Snæfellsjökull, pero ese día la niebla nos impidió verlo. Julio Verne lo hizo famoso por su “Viaje al centro de la Tierra”.

thumb_IMG_0299_1024thumb_IMG_0361_1024thumb_IMG_0360_1024thumb_IMG_0567_1024thumb_IMG_0363_1024thumb_IMG_0340_1024

Ruta del Sur

La ruta del Sur es muy disfrutona, ofrece innumerables cataratas a lo largo del camino. Acercarte a Skógafoss y comprobar la fuerza del agua es brutal, pero pasar por detrás de Seljalandsfoss y contemplarla desde una cueva, es indescriptible. Y no me quiero imaginar si eso mismo se ve en verano, con luz y todo el valle verde. Sólo buscar el nombre de Seljalandsfoss en internet y te teletransporta a una irrealidad tan pintoresca.

Es en esta ruta donde se encuentra Reynisfjara, la playa de columnas de basalto y arena negra. Precisamente la Catedral de Reikiavik imita a estas columnas. Muy cerca de ahí paseas hasta llegar al un glaciar con una laguna (aunque no se trata del famoso Jökulsárlón), impresiona mucho!

Y a la hora de visitar un museo naval, da tiempo a pasearos por unpequeño valle con un par de casita cubiertas por cesped, para haeros una idea de cómo vivían.

Deciros que en la ruta del Sur se pasa por Eyjafjallajokull, el famoso volcán que eruptó en 2010 provocando el caos aéreo. Y precisamente con esta “palabreja” podréis descifrar palabras con bastante lógica, tal y como os decía al principio. Debeis saber que “ey” es isla, “fjall” montaña, y “jökull” glaciar.

thumb_IMG_0573_1024thumbnail_IMG_0567thumb_IMG_0369_1024thumb_IMG_0545_1024thumb_IMG_0537_1024thumb_IMG_0556_1024thumb_IMG_0593_1024

Excursiones de medio día de duración

Para excursiones de sólo medio día podeis ir a The Blue Lagoon (pegada al aeropuerto), pero existen más piscinas naturales como “The Secret Lagoon“. Hacer excursiones en caballo islandés es muy recomendable también, son simpatiquísimos y te permite contemplar el paisaje desde otra perspectiva y a menor velocidad. Avistamiento de ballenas (a ver si teneis más suerte que nosotros); y por la noche, no podía faltar las “Northen Lights“, las auroras boreales se suelen contemplar realizando un viaje nocturno en autobús, pero se ofrece también en barco o desde piscinas naturales. Alguna pudimos ver, aunque algo tenue, aparecen y desaparecen sin avisar, pero la verdad es que es mágico verlas “bailar”.

thumb_IMG_0628_1024DCIM101GOPROthumb_IMG_0313_1024thumb_IMG_0314_1024thumb_IMG_0433_1024

Cómo llegar 

Nosotros fuimos en enero, queríamos disfrutar de las auroras y los paisajes nevados en todo su esplendor. Y ya os digo, que tanto la temperatura como las horas de luz nos sorprendieron para bien.Lo contratamos con una agencia (Pangea) y la verdad es que te asesoran muy bien porque han estado en el lugar. No obstante, os aconsejo que mireis los tour operadores de allí si quereis contratar cualquier excursión (Gray Line y Reykjavik Excursions son las más importantes).

Es en verano cuando más turistas recibe, sus larguísimas horas de luz atrae, pero recordad que el viaje se encarece y que en esa época es muy complicado ver auroras boreales. A Islandia se puede acceder vía low cost con la compañía wowair, con vuelos directos desde Alicante, Canarias o Londres, entre otros.

 

 

Dónde comer

Y sí, la comida allí es cara, mucho, pero siempre puedes ir a los supermercados, que son bastante diferentes a los de aquí (todo lo que es de nevera está en una sala grandísima con estantes hasta el techo), comprar algo para las excursiones y ya de noche desgustar comida local en restaurantes. Son típicos los yogures (cremosos y sabrosísimos), los quesos, el chocolate (la variedad es increíble, hasta con sal) y la sal con todo tipo de condimento.  No olvideis probar la cerveza del lugar! La comida está bastante buena, probamos desde una sopa en pan grande y redondo, salmón en el Old Iceland y hasta un menú degustación asiático-islandés en el public house. Pero si debo de recomendaros alguno es el Sea Baron, en el puerto. Desde brochetas de vieiras hasta carne de ballena. Muy auténtico.

thumb_IMG_0702_1024thumbnail_IMG_0848

C.G.Reikiavik: 64°08′ N 21° 56′ O


5 Comments

Mercados ibicencos

Primavera, buen tiempo y buen rollo. Es el momento ideal para disfrutar de las terrazas y de actividades al aire libre. Así que hoy vamos a darnos una vuelta por el mercado medieval de Ibiza.OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Es en el interior de la muralla de Ibiza donde las calles de Dalt Vila se convierten en un gran teatro al aire libre. Por ahí pasan juglares, bailarinas, domadores de aves y artistas. Y los artesanos y orfebres exponen sus productos junto a los mercaderes de especias o quesos. Siempre puedes degustar buen vino, quesos y carne a la brasa.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ya de por sí el entorno de esta Feria Medieval es muy agradable. Desde la muralla con vistas al mar, a la Catedral de Santa María, encuentras bonitos detalles de las casas caraterísticas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Si quereis visitar la Feria Medieval de Ibiza de este año, se celebra del 5 al 8 de mayo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

C.G. Ibiza: 38º59’N 1º26’E


5 Comments

Chips Ahoy!

Aquí va una de cookies…con mucho chocolate!

   

Os dejo la receta en Hola!

A falta de pepitas de chocolate, trituramos parte de la tableta y hace que la masa quede casi de chocolate. Eso, y que el azúcar es moreno…las galletas salieron morenitas.        Lo mejor de cocinarlas es que te permiten echar cualquier otro topping, en este caso fue crunchy de muesli.

¡Que las disfruteis!

bloglovin facebook instagram pinterest twitter


4 Comments

Mercados gastronómicos

Las Navidades, Año Nuevo y los Reyes ya están aquí. Y desde hace semanas que estamos viviendo todo lo que conlleva estas fiestas: las luces, árboles de Navidad, pistas de hielo para patinaje, regalos; turrones, polvorones y dulces por doquier, puestos de castañas asadas, mercadillos increiblemente decorados y, cómo no, la lotería de Navidad.

collage

Y es que, no falla, para mí el sorteo de la lotería es el pistoletazo de salida, el que indica que esto ya ha llegado, el que te recuerda que las comilonas y cenas familiares empiezan esta misma semana; y el que te avisa de que, si todavía no tienes los regalos, te esperan compras un cierto estresantes, con prisas y arrepintiéndote de no haberlas hecho con tiempo y por internet.

Pero las Navidades también implica cocinar y preparar ricas comidas. En el post navideño (click) del año pasado os facilité 7 recetas para una dulce Navidad: una sencilla Tarta de queso / Cheesecake, un original Tiramisú , el ya genuino Volcán  de Chocolate, la vistosa Tartaleta de Manzana, los sorprendentes Macarons , los versátiles Crêpes, las navideñas Almendras Garrapiñadas o los individuales de Membrillo y Mermeladas caseras.

Y es que además de dulces, estas fechas también significan comilonas. Y si algo hay que hacer para a cocinar, eso es ir al mercado. ¡Cómo los disfruto! Cuando viajo me encanta conocer los diferentes mercados de la zona. Todos son distintos, unos caóticos, otros con tenderetes de revista, …. los colores, los olores, los lugareños, …. les hace ser únicos. Los mercados son una muestra de la gastronomía del lugar, de su cultura.

Si en su día os mostraba en el post de ESTAMBUL (click) los mercados de esta gran ciudad, que con sólo ver las fotos te llegan los olores especiados del Gran Bazar que te teletransportan a la gastronomía turca; hoy os quiero hacer viajar a los mercados de Quito y alrededores.

Si algo me sorprendió de uno de los mercados de la capital ecuatoriana fue el paraje del mismo. Situado en un enclave único, a unos 3.000 metros de altitud, con las montañas nevadas al fondo, el bullicio del mercado, el caótico orden de los puestos, el colorido de la fruta y verdura, el fruto del chocolate secándose, la variedad de arroces, … todo, el conjunto en sí, te enseña un poco de esa gastronomía y cultura de la que hablábamos.

DSCN1083_II
DSCN0984
DSCN0983
DSCN1087
DSCN0981
DSCN1062
DSCN1067_II
DSCN1051_III
DSCN1069
DSCN1071_II
DSCN1078_II
DSCN1076_II
DSCN1054_II
DSCN1055_II
DSCN1052_II
DSCN1096
DSCN1099_II
collage_II

Luego fuimos a Sangolquí, una ciudad situada a unos 30km al sur-este de Quito. Si algo llama la atención allí en el mercado en el que la primera planta ofrece unos espectaculares “hornados”, cerdo laqueado y crujiente que, si te gustan los torerznos, va a ser tu perdición.

Allí te lo ofrecen a probar, y disponen de largas mesas para  sentarte a degustarlo. Me pregunto el tamaño que tendrán lo hornos, porque el animalito no sólo no es pequeño, sino que lo hornean entero.

collage_III

¡Felices Fiestas!

C.G. Quito: 00º 13′ S 78º 31′ W