chocolate belga

Foodie Trips


Leave a comment

Timbal de quinoa negra con remolacha y mango

Timbal de quinoa negra con remolacha y mango.

IMG_8291_II

Vamos con la segunda y última receta para el concurso #yococinobumpgreen . La primera era el Pañuelo de ensalada templada de kale con mango y salmón.

Ingredientes para dos:

  • Quinoa (2 tazas de café): la negra queda mejor en la presentación, pero sirve la roja y la “natural” o bien arroz salvaje o lentejas.
  • Remolacha (1/2 y ya cocida).
  • Mango (1/2 pieza).
  • Ingrediente “crunchy”: pequeñas dosis de alcachofa, bimi o brócoli y zanahoria. El aguacate o el maíz también casa bien. Las nueces van genial aquí. Usad lo que tengais.

Condimentos:

  • Chocolate (lo más negro posible, una pizca, y rallado).
  • Aceite con cítricos o zumo de limón.
  • Cúrcuma (una pizca, o en polvo o fresco rallado).

IMG_8265_II

Preparación:

Lavar la quinoa un par de veces y ponerla a hervir el tiempo indicado (unos 20 minutos). Pasado ese tiempo, enjuagar en agua fría para que, con el contraste, se quede tersa. Poner en un bol grande.

Recuerda que la quinoa puede ser sustituída por arroz salvaje o lentejas, o incluso crear una mezcla de los 3 ingredientes.

Cortar el mango y la remolacha en tacos. Añadir al bol.

Para darle el toque crujiente, cortar un trozo de zanahoria en taquitos, y añadir un racimo pequeño de bimi o brócoli cortado. Si los quieres muy crujientes, no cocinarlos. Si prefieres estos ingredientes un poco hecho, cocinarlos a la sartén vuelta y vuelta, y añadir un pelín de agua.

Para la preparación de la alcachofa (ingrediente opcional) es importante tener a mano un bol con agua fría y unas gotas de limón. Se corta la alcachofa por la mitad (que no de perfil), se quitan las hojas de fuera, se corta de perfil, se quitan los pelitos, y se va cortando por mitades hasta obtener cortes finos. Irlos introduciendo en el bol para que no se oxiden. Pasarla por la sartén vuelta y vuelta, con muy poco aceite, y añadir un chorrito de agua en el último minuto para aportar jugosidad (cuidado con el humo). Cortar en tacos.

Para el último condimento, una vez frías los crujientes es el momento de espolvorear el chocolate rallado y la cúrcuma. Ambos dan el toque especial de este plato. Añadir el aceite con cítricos. Otra opción, todavía mejor,  poner en un bote pequeño un chorro de aceite de aguacate con cítricos, añadir el chocolate rallado y la cúrcuma, y macerar unos minutos.  Agitar y añadir al bol. Añadir al bol.

collage_II

Mezclar bien todos los ingredientes, introducirlos en un timbal o vaso para una mejor presentación. Servir y disfrutar.

IMG_8289_II

¡Buen provecho!


2 Comments

Pañuelo de ensalada de templada de kale con mango y salmón

Casi sin quererlo, el presentarme a un concurso gastronómico me ha servido de excusa para volver a cocinar nuevas recetas para el blog.

El concurso, por si queréis presentaros, lo organiza el restaurante Bump Green, bien conocido por los que seguís instagram o IG Stories. Puedes consultar las bases del concurso, verás que piden usar como ingredientes verduras de temporada, reducción de uso de grasas y que se pueda replicar durante un servicio de restaurante. Te dan opciones de usar pescados o superalimentos. #yococinobumpgreen

Si bien el premio es motivador, ya que el ganador cocinará su plato con el Chef David Ariza y el plato estará en carta durante un mes, a mí me ha servido para pensar, pasearme por diferentes herbolarios y supermercados con especialidades asiáticas, y poder compartir el resultado con vosotros.

Se me ocurren dos platos:

  • un pañuelo de ensalada de templada de kale con mango y salmón
  • un timbal de quinoa negra con remolacha y mango.

La verdad es que me entraban ganas de comprar todo lo que veía para incorporarlo al plato,  pero saldría un mejunje difícil de digerir. Así que pondré diferentes opciones a los ingredientes seleccionados, para intentar que uséis los que tengáis más a mano.

Hay un post para caad plato, así que vamos con el primero:

Pañuelo de ensalada de templada de kale con mango y salmón.

IMG_8276_II

Ingredientes para dos:

  • Kale (unas 5-6 hojas) o, en su defecto, espinacas, lechuga de roble, berros o incluso berzas.
  • Mango (1/2 pieza) o Higos (1).
  • Trucha o Salmón ahumado (100 gr, ya sea en láminas o tacos).

Condimentos:

  • Semillas de calabaza (o solas o mezcla de semillas: pipas de girasol, sésamo, lino (dorado y marrón), amapola y calabaza).
  • Limón (zumo de 1 limón).
  • Ginseng (rallar una pizca por persona)
  • Alga Arame o Hijiki (un puñado).
  • Aceite de oliva con cítricos. Es para aliñar, y aceite de oliva sirve, pero si queréis darle sabor, dejar macerando piel de limón con el aceite y después de varios días, usar).

Envoltorio:

  • La ensalada puedes tomarla tal cual, o envolverla en las obleas de arroz (crêps) “Spring Roll Wrappers” que ya utilizamos en el post de crepes de arroz.

IMG_8273_II

Preparación de la base:

Lavar las hojas de Kale, quitar el tallo y ponerlas en una sartén con muy poca de agua (o bien a hervir en olla). Dejar evaporar el agua y saltear la Kale vuelta y vuelta. Este paso es para ablandar las hojas, ya que crudas son un poco duras. La Kela será nuestra base en el plato a servir.

Si has optado por espinacas, lechuga de roble o berros, todos ellos se comen directamente sin pasar por la sartén. En cambio las berzas, según veáis, pueden cocinarse como la Kale.

Cortar el mango en tacos o bien en finas láminas, según os guste más. Añadir al plato. Si optáis por poner higos en sustitución, a mí me gusta macerarlo en aceite. La forma de servirlo es en trozos lo menos uniformes, como que parezcan “arrancados”.

La trucha o salmón ahumado, puede presentarse laminado o en tacos, pero considero mejor en láminas porque su sabor queda más esparcido. Añadir al plato.

Preparación del condimento:

Para el condimento, repartir las semillas de calabaza (o la mezcla de semillas) y colocar el puñado de algas Arame o Hijiki en la cima de la ensalada (previamente hidratadas en agua). Por último, en un pequeño bote mezclar el zumo de limón, un chorrito de aceite con cítricos y la pizca de ginseng rallado. Agitar y repartir sobre la ensalada.

La ensalada está lista para comer.

IMG_8277_II

El ginseng se nota y le da un sabor que me ha encantado. El mango junto al salmón me gusta tanto! y cuando se le añade el limón, todo casa tan bien!

Si quieres hacer raciones individuales y servirla en “pañuelos”, puedes envolverla en una oblea de arroz, la cual has hidratado antes en agua caliente durante unos segundos. Rellenas la oblea y doblas. Ya está lista para servir, cerrados o abiertos.

IMG_8282_IIIMG_8287_II

¡Buen provecho!

 


6 Comments

Tartar de atún rojo y aguacate

Si está en la carta, lo pido. Y cuanto más picantito, mejor.

Ligero, sabroso, original y siempre triunfa. Para tí o para compartir. Lo puedes hacer como entrante o como principal, y te sorprenderá lo sencillo que es de hacer.

img_3829_iii

Vale la pena hacerlo en casa cuando encontreis un muy buen atún rojo. Este en concreto no vale mucho la pena (vereis que tiene demasiada parte blanca) pero si veis que tiene buen color y es fresco, no lo dudeis! También, a falta de atún, puedes hacerlo de salmón.

Ingredientes para 2 si principal o para 4 si compartir:

Para la base:

 – Atún rojo fresco (o salmón) –  (dos lomos de 300gr o 400gr).

 – Aguacate (2)

 – Cebolla roja (1) – o cebolleta.

 – Lima (1) – o limón (pero no resulta igual)

 – Salsa de Soja

 – Aceite de oliva

Opciones para mejorarlo:

 – Yema de huevo (1)

– Aceite de Sésamo (1 cucharadita)

 – Sésamo (si es negro, mejor)

 – Wasabi (le da el toque picante, basta con el tamaño de una avellana)

 – Pimienta o mix de esencias

– Pepinillos, alcaparras son encurtidos que pegan

– Salsa Perrins o Tabasco son otras salsas que le van

– Algas para acompañar (Nori suele ser la más utilzada)

– Cebollino para decorar

Elaboración:

Lo bueno de este plato es que puedes cortar los ingredientes según te guste más. El atún rojo (o salmón) lo puedes picar pequeño si prefieres no notarlo, o a trozos medianos si te gusta saborearlo.

Picar la cebolla en trocitos muy pequeños (si os gustan los encurtidos, este es el momento de picarlos y añadirlos). Mezclar con el atún. Añadir zumo de 1/2 lima. Dejar macerar mientras haces el siguiente paso.

Hacer el zumo de 1/2 lima. Cortar el aguacate. El aguacate sí es importante que lo cortes en dados, no muy pequeños, porque al tener que mezclar los ingredientes se puede quedar hecho puré. Mezclar con el zumo de 1/2 lima. Dejar macerar.

collage

Es el momento de añadir al atún/cebolla/lima las salsas y el picantito. La salsa de soja es fundamental, a mí me gusta que se note, así que añado un chorrito abundante. Con esto ya no hace falta añadir sal.

img_3813

A falta de Wasabi, bienvenida en la pimienta recién molida.

img_3815

Y el aceite de oliva es el otro ingrediente fundamental. Aquí jugué con la ventaja de tener un aceite especial de aguacate al que han añadido limón, lima y naranja. Le pega todo a este plato! (Lo que quiere decir que, a falta de lima, con zumo de naranja también podría estar muy rico).

img_3818_ii

Ya tenemos la base preparada. Pero si quisierais añadir otra salsa o sésamo o aceite de sémamo, éste es el momento. En esta ocasión, al ser plato principal, añadí una yema de huevo.

img_3824

Dejar macerar unos 15-20 minutos en la nevera.

img_3823

Para presentarlo, ponemos esta mezcla en la base de un vaso ancho y bajo, y lo rellenamos 3/4 partes, para el último 1/4 añadirle el aguacate con la lima que habíamos dejado macerando.

Para darle salero, añadele cebollino picado a la parte de arriba, o acompañalo con unas algas (nori).

img_3828_ii

¡Qué aproveche!


6 Comments

Otoño…con boletus

Ya nos hemos adentrado en el otoño y, aunque el calor y las terracitas han quedado atrás (para luego volver), estos meses nos traen muchísimas cosas buenas, y a la cocina van llegando platos cada vez más suculentos.

La calabaza es una de esas verduras que aportan calidez, sabor y mucho color a una gran variedad de platos, desde una crema bicolor (link), a un risotto. Las castañas también son muy típicas en esta época del año, y el olor que desprenden al asarlas es algo que, inevitablemente, me trae recuerdos que me transportan a momentos familiares cálidos y hogareños mientras fuera hace frío.

Pero, sin lugar a dudas, lo mejor del otoño son las setas. Son el indicador perfecto del cambio de estación, de la llegada de las lluvias…. y del comienzo de la creatividad culinaria. Sí, nada menos que todo eso, porque ofrece todo un abanico de posibilidades. Ya en el blog vimos cómo hacer un setas con cuscús y risotto de setas (link), y ahora, vamos coger prestada una idea que, a mí, y todos los comensales, nos sorprendió muchísimo, boletus con higaditos y risotto con boletus y ropa vieja.

Y, sí, el artífice de ello es mi padre, un cocinillas que no deja de sorprendernos en cada plato, desde el cocido más sabroso al plato más innovador en cuanto a mezclas se refiere. Y como este día 7 cumple nada menos que 70 añitos, ¿qué mejor ocasión que rendirle un homenaje con este post que, principlamente, ha salido de él?

Pues comenzamos.

IMG-20151003-WA0003_b

BOLETUS CON HIGADITOS

Tal y como dice el “chef”, primero los higaditos bien friticos y luego las setas para bañarlos en sus babitas. Pues, ¿qué más puedo decir? el higado, cuanto más pequeños sean los trocitos en que lo cortemos, más crujiente quedará. Una vez lo veais dorado, añadir los boletus, y en el poco tiempo que tardan en hacerse, los higaditos ya se han puesto crujientes.

IMG_20151003_144306

RISOTTO CON BOLETUS Y ROPA VIEJA

Y si el cocido le sale sabrosón sabrosón, lo que hace con la carne y pollo del cocido….ni os cuento! EL hecho de que la carne sea del cocido hace que se deshilache con mucha facilidad, con lo que el sabor se distribuye por el arroz. Pero si, además, añadimos boletus, el resultado es un manjar. Muy consistente, pero riquísimo.

Os facilito el post con la receta del risotto de setas (link), a lo que habría que añadir la ropa vieja antes de los boletus.

IMG_20151003_142915

Y, como he dicho, los hongos dan para mucho. Están riquísimos hasta sólos. Pero aquí os dejo más ideas del “chef”.

Para el plato de “Boletus con jamón“, si el jamón está cortado en trozos muy pequeños (para quede crujiente), tener en cuenta que se quema muy rápido, con lo que no sería mala idea cocinarlo a la vez que los boletus.

IMG_20151003_143005 Boletus en aceite, sólos, con ajo, ….. tienes una centena de variedades de boletus para elegir.

IMG_20151003_144524… si prefieres con perejil y ajo, os recomiendo los níscalos que, por su sabor y su textura más rígida, resalta más este este aderezo. 
IMG_20151011_145544_b

Así pues, lo dicho, que aproveche y ….¡¡¡¡ FELICES 70, papá !!!!


9 Comments

Arroz Negro

IMG_20150705_143044
Siempre ha considerado el arroz poco fotogénico, pero es que es tan socorrido y está tan rico, que siempre que puedo acudo a él. Vamos con mi receta particular, fácil donde las haya pero, eso sí, con producto de calidad sobre la mesa. Ese día venian invitados, y teniendo el mercado al lado, lo tenía claro…. un arroz negro.

Ingredientes para 3-4 personas:

1-2 ajos

1 puerro o cebolla

1 tomate

1 rodaja de pez espada (o del pescado que más te guste)

1 puñado de calamares

3 puñados de almejas, chirlas o mejillones

2-3 gambas por persona

1 tacita de arroz por persona

2-3 sobres de tinta de calamar de 4 gr

chorrito de aceite

caldo de pescado

Para el caldo de pescado, aprovecha que vas al mercado para pedir cabezas o espinazos de pescado, y recuerda de siempre añadir las cabezas y cáscaras de las gambas, aportan muchísimo sabor y dan color. Hervir 20 minutos todo junto, colar y listo. Aparta la medida de 2 tazas por cada una de arroz.

collage_II

IMG_20150711_143503_III

Mientras se hace el caldo, sofreimos el pescado y marisco, por separado. Primero las gambas (están peladas puesto que las cáscaras y cabezas están en el caldo), luego el pescado ya cortado, que cogerá el sabor de las gambas, después el calamar, y por último las almejas. Apartamos.
IMG_20150711_143911_III
Chorrito de aceite a la sartén, y sofreír el ajo ya picado. Picar el puerro y añadir a la sartén.  Cuando veais que está doradito, añadir el tomate ya triturado.
IMG_20150711_145339
Añadir el arroz y dejarlo sofreir unos segundos mientras lo mueves; añadir la primera taza de caldo. Una vez se ha absorbido la primera taza, puedes añadir el resto del caldo, bien de golpe, bien poco a poco, que es como más me gusta.
IMG_20150711_150848
Cuando veas que faltan unos 5 minutos para terminarse de hacer, añadir la tinta de calamar, de manera que llegue a hervir (para quitar su toxina) pero que no llegue a secarse.
IMG_20150711_143443_IIJusto antes de apagar el fuego, añadir el pescado y marisco que previamente hemos sofrito.
Lo que os decía, muy poco fotogénico… ahora bien, en sabor no le gana nadie! Un buen vinito blanco fresquito y…
IMG_20150711_153057_IIIMG_20150705_143048
¡Que aproveche!


3 Comments

Ceviche de Langostinos con Mango

portada

Marchando una de ceviche de langostinos con mango en Cocina y Recetas de HOLA (click). Verás lo fácil que es. Su exótico sabor lo hace ideal como entrante. Si lo haces para una cena entre amigos, queda muy vistoso servido en vasos anchos de cristal.

¡Que aproveche el ceviche!

bloglovinfacebookinstagrampinterest twitter


8 Comments

Setas y risotto

Chantarelles, senderuelas, amanitas, boletus, … cuánta variedad de setas, tantas maneras de prepararlas e infinidad de platos como resultado. Solas, con ajetes, jamón, queso, huevo, nata, arroz, pasta, cuscus, … Hoy vamos a hacerlas con cuscus y luego haremos un risotto de setas.

Setas con cuscus.

Chantarelles, senderuelas y amanitas fueron los tipos de setas utilizados para este plato. A pesar de no ser temporada, seguro que alguna clase de setas podeis encontrarlas durante gran parte del año. Un gran sustituto son las “trompetas de la muerte”, que dejan un sabor increíble y sobre una base de pasta con verduritas cogerán todo el protagonismo del plato.

Comenzamos limpiando los hongos, los laminamos y salpicamos un poco de aceite sobre ellas para que no se sequen, y ajitos cortados. Cada una de las clases de setas requiere un tiempo de cocción, así que empezaremos salteando en la sartén, previamente en calor con aceite y ajos) aquellas más gruesas para acabar con las finas. Ssshhh: sólo con un poco de sal ya estarían, pero si rascas nuez moscada sobre ellas, da un toque muy sabroso.264El cuscus es algo tan sencillo, fácil y rápido de hacer que se convierte en ideal como base de platos donde quieres dar protagonismo a la verdura, setas o carne que quieras. Poner en un cazo un chorrito de aceite y cualquier complemento que querais tipo cebolla picada o ajetes. Añadir el cucscus y luego la misma cantidad de agua o caldo. Salpimentar y añadir alguna especie, perejil y un chorrito de limón.

Ahora que ha llegado el buen tiempo siempre apetece un taboulé, y el cucús es su base. Para un taboulé estos pasos son los mismos, pero hay que añadir más zumo de límón en detrimento del agua. Una vez frío, añadir hojas picadas de menta, aceitunas negras, tomate y pepino, todo ello en trocitos pequeños. Esto está ta rico en verano que merecerá un post.

213220226_II

Risotto de setas

Este es un plato por el que me encapricho bastante frecuentemente, así que fuera de temporada me tengo que conformar con las setas que vendan, ya sean frescas o secas en bote (hidratarlas previamente). Ssshhh: con castañas está aún mejor!20140527_223745_II

Ingredientes:

Setas

Cebolla y ajo

Arroz bomba

Caldo de pollo o de jamón

Vino blanco

Queso curado

Nata (opcional)

Picar el ajo y la cebolla y saltearlos en la sartén. Añadir las setas y cocinarlas a su punto. Es el momento de salpimentar o especiar a tu gusto.

Añadir el arroz (una taza pequeña por persona). Una vez el arroz ha cogido el sabor del salteado, añadir una taza de vino, mover y dejar que se evapore.

La cantidad de caldo será el doble que de arroz. Vamos añadiendo el caldo de forma escalonada: un poco de caldo, mover y dejar que el arroz lo absorba, y así de forma continuada. Así, se trata de un plato que requiere estar pendiente de forma continua. Ssshh: en caso de que el grano siga duro, a mí me gusta añadir nata para aportarle cremosidad.

El último paso es, poco antes de apagar el fuego, añadir el queso. Cuanto más curado sea, más sabor aportará.

20140527_22023520140527_22030420140527_22045920140527_22060120140527_222151_II

 ¡A disfrutarlo!

bloglovinfacebookinstagrampinterest twitter