chocolate belga

Foodie Trips


16 Comments

Tarta de Queso / Cheesecake

Esta semana es el cumple de Nico, y no veo mejor manera de celebrarlo desde aquí que haciendo su postre favorito, la tarta de queso.

Al igual que sucede con el Tiramisú, es un postre que no requiere horno, no lleva harina y, en este caso, tampoco lleva huevo. Creo que es la tarta más rápida y fácil de hacer. Recuerda que este postre también permite hacer porciones individuales. ¡No vas a tardar más de 20 minutos!

OLYMPUS DIGITAL CAMERAIngredientes:

Galletas: un paquete (de tus favoritas)

Mantequilla: 50-70 gr

Queso en tarrina: 300 gr

Nata líquida: 400ml

Gelatina de limón: 1 sobre

Mermelada: medio bote (de tu/s favorita/s)

Opcional: frambuesas, moras o arándanos quedan estupendos para la deco-presentación.

Base:

1. Comenzamos triturando las galletas para hacer la base (en la Thermomix son 10 segundos, y a mano hay que ir dándole con el mazo de un mortero y bien con una cuchara presionando las paredes del cuenco). Si te gusta encontrar trozos en la tarta, no hace falta reducirlas a polvo. Poco a poco vamos mezclando la mantequilla con las galletas en polvo hasta que quede compacto. Las galletas que uso son María y/o Digestive.

2. Escogemos un recipiente/molde que te permita quitar el lateral (en caso de hacer una tarta), o varios vasos bajos (en caso de hacer porciones individuales), y cubrimos la base del recipiente con la galleta compacta. A mí me encanta la galleta, con lo que pongo una capa de 1cm de espesor. Una vez realizado este primer paso, se mete la base en la nevera.

Ssshhh: si te decides por las porciones individuales, puedes usar de base sólo la galleta triturada (sin mantequilla, ya que no requiere que esté compacta puesto que no se va a salir del molde).

Mezcla:

3. Cazo al fuego, calentamos la nata (a fuego lento para que nunca llegue a hervir), echamos el sobre de gelatina y mezclamos. Añadimos el queso (yo sólo lo he hecho con philadelphia, pero seguro que está igual de rico con cualquier otro), mezclamos y apartamos del fuego.

4. Sacamos la base de la nevera, añadimos la mezcla al recipiente, dejamos enfriar un poco y volvemos a meter en nevera. Ya tienes tu tarta hecha, al menos lo importante y lo más difícil (?)! Dime, ¿a qué no te ha llevado más de 15 minutos? Si lo difícil es trocear las galletas!

Si, sé que falta lo más rico, que es añadir la mermelada, pero ese paso debes de hacerlo dejando pasar el máximo tiempo posible la mezcla en la nevera para que esté lo más sólida posible y la mermelada no se junte. Lo mejor sería dejarla toda la noche y poner la mermelada por la mañana. Ten en cuenta que la mezcla de la tarta no lleva azúcar, con lo que el dulce de la mermelada no debe de juntarse más que en la boca para que la base sepa a queso lo máximo posible.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cobertura:

5. Ssshhh: Para que la mermelada quede lo más lisa posible y sin pegotes, elige tu mermelada favorita (yo mezclo dos clases: la de mora y la de arándanos, por eso queda un rojo más oscuro y el sabor es más intenso), caliéntalas unos segundos (al micro o al fuego) sin que lleguen a licuar, y lo echas encima de la mezcla. Vuelve a ponerlo en nevera.

6. Paso opcional: adorna la tarta con frutas del color de la mermelada.

¿Recuerdas lo que hicimos con el Tiramisú? Con la mezcla de la tarta de queso también puedes jugar e innovar y crear postres en copa muy ricos añadiendo muesli en lugar de galleta (recuerda, sin mantequilla si lo sirves en copa), y fruta en lugar de mermelada. ¡El queso pega con todo!

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Debo de reconocer que la primera vez que hice una tarta de queso, la mayoría de recetas encontradas usaban huevos y horno; creo que tardé más de tres horas, y me dije a mi misma que nunca más haría este postre. Pero un día di con una que no requiere horno y, adaptando las medidas a mi gusto, es el postre que más hago desde entonces. Jugando con las medidas, esta es la que más sabe a queso. Si pones más cantidad de nata potenciarás su sabor sobre el del queso, y poniendo menos queso del indicado también.

pageComenzamos el mes de julio, mes en el que se celebran los cumpleaños, también, de Pau y Tete y Rocío y Nuria. ¡Así que a celebrarlo!

Con este postre ya no tienes excusa para no hacer tarta de queso. ¡Qué aproveche!


14 Comments

Tiramisú

Uno de los pocos postres que no requiere horno. Y tampoco lleva harina.

Es muy sencillo de hacer, rápido y de resultado sabroso. Permite hacerlo en grandes cantidades o bien en porciones individuales y en copa. A mi me encanta en todos sus formatos!

ini

arrIngredientes:

Café (cantidad suficiente como para llenar 2 platos hondos)

                         Bizcochos duros: 2-3 filas (clave de este postre)

Huevos: 5

Queso Mascarpone: 500gr

Azúcar: poca

Amaretto (Disaronno): chorrito

Chocolate en polvo (a la taza): para espolvorear superficie.

dos

Preparación:

1. Vamos a empezar haciendo café, así elaboraremos el Tiramisú con buenísima olor en la cocina y el café se irá enfriando para que esté listo.

Pasamos a hacer la crema:

2. Separamos las claras de las yemas, colocando las claras en un bol lo más grande posible. Batimos. Entrena tus brazos porque seguimos batiendo. Y batimos hasta que las claras queden a punto de nieve (hasta que todo sea espuma).  Es cierto que este paso se puede hacer con la Thermomix, pero a mano queda más espeso.

3. Añade las yemas que has apartado. Bate.

4. Añade el queso mascarpone (500gr), y bate. Al principio cuesta, pero bate y bate, y luego se hace suave. No importa la marca del queso, pero debe de ser siempre mascarpone.

5. Añade azúcar. ¿Cuánta? yo pongo muy poca, cubro ligeramente la superficie del bol echándola como si fuese lluvia. Si es moreno mejor, ya os dije aquí que es menos dañina que la blanca.

6. Amaretto. Echa un chorrito, el suficiente para dar sabor. No eches mucho que hace líquida la crema. Aquí tampoco importa la marca, pero el Disaronno suele ser el más fácil de encontrar.

Ssshhh: El Amaretto siempre se añade a la crema, nunca en el café.

7. Pruebalo. Si falta azúcar o licor añade un poco más, pero recuerda que los bizcochos ya llevan azúcar.

Preparación recipiente para grupo:

8. En un recipiente cuadrado o rectangular:

9. Un primer piso de bizcochos mojados en café (no los empapes mucho, vuelta y vuelta en el café es el truco). Estos bizcochos son la clave de este postre, deben ser de los duros, alargados y con azúcar por encima, como muestran las fotos. Si no queda espacio para un bizcocho entero, rompelo adaptándolo a la forma del recipiente.

10. Un segundo piso: cubrir los bizcochos con una buena capa de la crema.

11.y 12.  Tercer piso como el primero. Y cuarto piso como el segundo.

13. Meter en nevera unas horas.

14. A la hora de servir, espolvorear la superficie con chocolate en polvo para hacer chocolate a la taza.

Sssshhh: mejor espolvorear el chocolate con un colador pequeño y dar ligeros toques. Quedará más uniforme y además evitarás que caiga más azúcar.

Preparación porciones individuales:

Son los mismos pasos que para un recipiente grande, teniendo en cuenta que deberás de romper los bizcochos para adaptarlos a la forma del recipiente que hayas elegido.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Tiramisú en copa:

El postre que siempre triunfa cuando vienen invitados es servir la crema de tiramisú en copa. Aquí van dos sugerencias:

a) Poner cereales en la base de las copas y cubrirlos con una capa generosa de crema de tiramisú (puedes optar por espolvorear chocolate o bien añadir una cucharada de tu mermelada favorita).

b) Otra sugerencia es poner la crema de tiramisú en las copas, y servir con trozos de frutas (el mango y la frambuesa casan muy bien con esta crema).

rltdo

En mi casa no hemos tenido horno hasta hace bien poco, así que imaginaros qué postre hacía mi madre cada vez que teníamos que celebrar algo… pues claro! y si no había nada que celebrar nos inventábamos cualquier escusa para que lo hiciera!

Y como este mes está lleno de cumpleaños, aprovecho para felicitar desde aquí a Beíta, Juan y Yoli, Joaquín, y a todos aquellos por los que vayais a hacer este postre tan rico!

Desde que sé esta receta, no he vuelto a pedir Tiramisú en ningún restaurante, todos saben raros, como a conservante, amargo, no sé… hasta que dí con el por qué. La respuesta está en el paso 6.

Cuéntame cómo te ha salido. Que lo disfrutes!

anigif